viernes, 13 de febrero de 2015

Muffins Red Velvet con frambuesas y chocolate.



Otra vez por aquí en la semana más cursi del año. Por si queda algún despistado que no se haya enterado, este sábado es San Valentín, y por eso os dejo otra idea para preparar un receta que robará corazones, porque estos no son unos muffins normales, no señor... son: ¡LOS MUFFINS!

Y es que esta receta de Red Velvet los deja muy, pero que muy jugosos. Y eso, acompañado de la humedad que aportan las frambuesas, y el gusto que da encontrar esos tropezones de chocolate... Vamos, están que te mueres, que los hice ayer por la noche y a estas alturas solo quedan dos... y salieron 8 señores muffins.


Buenos, os cuento como los hice y así podéis poneros a ello y dejar de salivar.
Ingredientes:

- 150g de azúcar.
- 55g de mantequilla en pomada.
- 150g de harina.
- 1 cucharada de cacao sin azúcar. 
- 1 cucharadita de levadura. 
- 1 huevo.
- 1 cucharadita de esencia de vainilla.
- 120ml de leche + 1/2 cucharada de zumo de limón. (si preferís, podéis comprar el buttermilk ya preparado, aunque no es sencillo encontrarlo)
- Colorante rojo en gel.
- 1 cucharadita de vinagre de manzana.
- 1/2 cucharadita de bicarbonato.
- 75g de chocolate negro.
- Unas 20 frambuesas.

Preparación:

Lo primero que haremos será mezclar la harina con el cacao y la levadura y reservamos.
Ahora batimos el azúcar junto a la mantequilla. Es importante que la mantequilla esté en pomada para que no nos queden grumos y sea más sencillo mezclarlas.
Después echaremos el huevo y la esencia de vainilla y seguimos batiendo. 
Incorporamos la mitad de la mezcla de harina y nuestro buttermilk casero. Batimos hasta que este todo incorporado.
Añadimos el resto de la mezcla de la harina y mezclamos bien.


Ahora echamos el colorante. Es 100% aconsejable usarlo en gel, ya que usaremos menos cantidad y aportará más color. En mi caso he usado 1/3 de cucharita, pero lo mejor es echar poco a poco e ir mezclando hasta conseguir el color que queramos.
Mezclamos en un vasito el vinagre con el bicarbonato, cuando esté burbujeando lo echamos a la masa, mezclamos bien y servimos en las cápsulas.
Las llenaremos unos 3/4 y echamos en cada una chocolate negro troceado y un par de frambuesas grandes.
Lo metemos en el horno (siempre precalentado) a 180º, 20min. Siempre que tengamos dudas si están bien hechos, podemos introducir un palillo en el centro de uno de ellos y asegurarnos que este salga seco, de no ser así, otra vez al horno unos minutillos más.


Hoy me siento generosa..jeje, y es que este post viene con un extra: Una manera muy sencilla de hacer nuestras propias cápsulas para muffins, que además quedan muy cuquis ellas.

Materiales:
- Papel vegetal (de horno).
- Tijeras.
- Molde metálico de cupcakes.
- Vaso estrecho.


Recortamos cuadrados de unos 20cm de largo. 
Vamos poniendo uno por uno sobre un agujero del molde metálico.
Lo centramos y presionamos con el vaso hasta introducirlo en lo agujero. 
Para que la forma permanezca recta, coloca las cápsulas encima del vaso y rodea con una goma.


Ya tenemos nuestros riquísimos muffins listos para ser zampados. 
Reconozco que a mi siempre me daba pereza hacer la receta de Red Velvet, pues lleva más ingredientes y mezclas de lo normal, pero la verdad es que es muy sencilla y el resultado merece muchísimo la pena.
Mi siguiente objetivo será su versión en tarta pero con mascarpone... mmmss

Espero que os haya gustado.
Un besazo y gracias por leerme ;)
IriHouse

6 comentarios:

  1. Además de ser vistosos y súper bonitos, se ven tan tiernos y jugosos que es imposible resistirse. ¡¡Qué buenos!!
    Buen finde. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias!!si que están muy jugosos... Bueno, estaban, porque volaron..jejeje un besazo y feliz finde también ;)

      Eliminar
  2. Te ha quedado de rechupete. Un beso y feliz fin de semana

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido?